lunes, 1 de septiembre de 2014

PARA MEDRAR O SUBSISTIR

 Los tiempos de carencias, de necesidades,  arrastran  a una palabra: pedir. Quien está privado de lo imprescindible porque no tuvo nunca nada  o lo ha perdido todo, o quien quiere medrar  tiene tres  caminos para  lograrlo:  robar, hacerse político o pedir. Las tres cuentan con muchos seguidores.  La primera opción puede ser directa, con la palanqueta o con disimulo. Se viene ejerciendo desde que Adán vistió la hoja de parra. También tiene solera  la de meterse en la guarida de los clanes  del politiqueo. Es más de traje y corbata, de más lucimiento, de brillar  en los medios de comunicación,  Aquí tienen cabida los del lote anterior .Es un proyecto de vida  tentador .  Pero ya no es tan fácil, necesitas aptitudes especiales, no vale cualquiera. Si no tienes  pico de oro, tragaderas, cara dura y no estás  dispuesto a tragar sapos con frecuencia,  no vas a hacer carrera. Admito, por supuesto que no todos son  así, no se puede meter a todos en el mismo saco. Queda la alternativa de pedir, que. puede ser directa,  para sí  mismo,  o para otros. A ella recurren quienes no valen para las otras dos o no quieren seguir esos caminos. Pedir (ayuda, apoyo o limosna),  para uno mismo es duro. Mendigar tiene su coste de humillación,  Es diferente cuando se pide para los demás,  que incluso es placentero. Con huchas, para Cruz Roja, para el Alzheimer,  para el Cáncer o algún otro fin que ahora se me escapa, son destinos justificados. Quien te tiende la mano y te mira a los ojos  (si se atreve) sentado en el suelo o de  rodillas,  no pienses nunca que es para comprarse un Ferrari,  puedes estar seguro.. Dale algo.  Te vas a sentir remunerado allá adentro,  Es probable que con esa modesta moneda te hayas comprado lo más hermoso de tu día.

domingo, 31 de agosto de 2014

CRISPACION JUVENIL

"¡Qué vas a hacer!". Es la expresión lacónica más recurrida por la gente de cierta edad, con  un encogimiento de hombros resignado ante la situaciones  difíciles como la que soportamos, aportando en muchos casos  con sus modestas pensiones la ayuda a sus hijos en paro y desesperados por las oscuras perspectivas de futuro. Los mayores han vivido tiempos duros y se encuentran en muchos casos con esta dolorosa  realidad en el último  tramo de su vida.  Pero la juventud  ha disfrutado de tiempos de vino y rosas que se han acabado -a saber hasta cuándo- , y  no estaba preparada para ese cambio de rumbo tan abrupto..  Efe, la agencia de noticias que lo sabe casi todo, afirmó ya hace más de dos años que "más de la mitad de los españoles han tenido alguna disputa con los vecinos en el último año".  Puntualiza que los motivos principales son el exceso de ruido en las viviendas  y el impago a la comunidad de vecinos. Y el noticiero añade que los jóvenes han tenido  esa experiencia en un  73%,  Pero  que, en contraste,  el 45% de los mayores manifiesta que nunca se enfrentó con tal problema. La distancia entre unos y otros parece exagerada porque los mayores tendrán igual número de vecinos que pagan mal o hacen ruido.  Quizá unos se quedan cortos aguantando demasiado y otros se pasan de largo porque tienen  muy poca capacidad de aguante. Aquí debería entrar en juego la asertividad, esa habilidad social que está  en el  punto medio entre la pasividad y la agresividad. La disputa  violenta  no es    la estrategia más acertada para enfrentarse a los problemas. Y tampoco la postura de renunciar a defender sus derechos

sábado, 30 de agosto de 2014

AÑADIR A MÁS GENTE

Recibo comentarios de gente que me solicita que los añada a mis círculos. También aparecen por algún lugar comunicados de numerosas personas con sus fotografías, con el mismo mensaje. Debo manifestar que no puedo admitir  a nadie más, al intentar añadirlos aparece en la pantalla  una  franja roja en la parte superior en la que se lee en letra blanca  "Has alcanzado el número máximo de personas que puede haber en tus círculos por el momento". Y no me permite realmente añadir a nadie más, salta siempre el aviso anterior cuando lo intento. Lo que quisiera saber es qué me quieren decir con lo de "de momento" y cuándo llegará  el otro momento en que me lo autoricen. Debo disponer ahora de un cupo de cinco mil,  segun me ha informado alguien que sabe de ésto. Quisiera que esto llegara a conocimiento de quienes pretendan que les añada, hasta que esto  cambie. Mientras tanto, quien  quiera tener acceso a mis escritos supongo que sabrá que es suficiente -creo- para localizar mi blog con escribir mi nombre y apellidos, que no considero necesario repetir aquí  ahora. Gracias a todos los que no puedo complacer, y lo siento. Lo haré encantado cuando los que rigen todo esto me amplíen este número máximo. Se lo agradezco de antemano para cuando lo hagan.

DIA DE PESCA

Pesca de truchas, porque somos de tierra adentro, "de secano".Estamos en mayo,  en el que ya es un placer caminar por la orilla del río, llegó la primavera. Somos tres amigos y yo mismo que nos corresponde pescar hoy en el coto de Santa Marina. La charla en el viaje va de días memorables en que se dio bien la pesca, no es cosa de intentar crear buen ambiente a base de recordar días aciagos en los que solo se pescaron mojaduras. Nos amanece ya en el río, porque si las truchas madrugan a comer   hay que acomodarse a su horario, ellas marcan los tiempos y no es cosa de decepcionarlas. A estas horas lo que procede es pescar a cucharilla dorada si el río baja claro, como hoy.  Es menos divertido que pescar a mosca ahogada,  no se sienten las picadas  Dos comenzamos río arriba  y los otros se desplazan  más abajo para pescar contra corriente, como mandan los cánones. Me acompaña el más hábil de .los cuatro, -algo aprenderé-  y no tarda en estrenarse con un buen ejemplar. Es ya media mañana y toca usar la "cuerda" de mosca ahogada con los anzuelos apropiados por su color para este mes,  porque comienzan a eclosionar  los mosquitos que suben del fondo del río y las truchas a "cebarse". La caña trasmite a la mano los intentos de las truchas al picar sin prenderse en los anzuelos. El disfrute del  pescador no puede imaginarlo quien no es aficionado.  Va avanzando la mañana y se van cobrando piezas, la mayoría son  de buen tamaño. Es la hora de comer, pero nadie lo hace, aprovechando ese tiempo mágico en que lo hacen las truchas,  Llega el guarda para comprobar los permisos de pescar en el coto, y comenta que se está dando bien  la mañana. Pasado el tiempo de la "ceba",  nos reunimos los cuatro a reponer fuerzas  y a contar cada uno las vicisitudes vividas y las piezas cobradas. El compañero más hábil ya cuenta con diez hermosas capturas, otro siete, y el otro y yo, que somos menos expertos,  nos con formamos con tres cada uno. El gozo se prolonga hasta el anochecer para pescar  "al sereno", si hace ya calor.
(Este relato reflejaría la realidad de otros tiempos, pero no ahora, cuando distintas causas han dado lugar a  que los ríos cuentan con pocas truchas)..                                    

viernes, 29 de agosto de 2014

LA PESCA EN LEON

Tres mil kilómetros de ríos trucheros tiene León, que debe a las  crestas de montañas del norte, en los Picos de Europa que coronan de plata las sienes de la provincia  La pesca de la trucha ha sido en estos pagos un deporte popular muy extendido y arraigado. Por Europa se conocía a León por sus abundantes y generosos ríos trucheros. Ya a principios del siglo XVII  un leonés, Juan Bergara, nos legó un libro, "El Manuscrito de Astorga", divulgando la calidad de  la pluma de los gallos de esta tierra para confeccionar anzuelos,  describiendo treinta y tres variedades logradas con tonos diferentes de pluma,  para  la pesca de este salmónido. Salió a la luz en sus tiempos en manos de Julio del Campo, el donante del edificio-escuela que pervive, en estado calamitoso, en la calle que lleva su nombre. Fue adquirido a una sobrina heredera del Sr. del  Campo y regalado a Franco, "El Caudillo" en un viaje a esta ciudad. Se ha intentado  recuperarlo sin éxito hasta hoy. Cada pueblo ribereño contaba con un puñado de  notables pescadores. Cuatro hermanos, "Los Veleros" de  Boñar, fueron  habilísimos, auténticos maestros de la pesca y sacaron  a sus familias adelante con esta actividad durante las temporadas que no había veda. Tuve el privilegio de conocerlos y gozar viendo con qué facilidad capturaban truchas en los mismos lugares en que otros éramos incapaces de lograrlo. En La Vecilla hay ambiente truchero en primavera con la celebración de las  "Muestras de Gallos de Pluma y Mosca Artificial" de La Cándana,  que gozan de fama universal entre los pescadores trucheros por su condición sin rival para engañar a las truchas. Los pescadores lamentan con nostalgia que nunca volverán aquellos tiempos dorados en los que se decía que  León era "el paraíso de los pescadores"...

MASACRE EN MADRID

Fue hace más de diez años,  pero no lo olvidaremos jamás. A primera hora de la madrugada,   cuatro minutos fueron suficientes para aterrorizar al país y causar el mayor atentado terrorista de todos los tiempos cometido en España.  Se produce en Madrid  la espantosa matanza  de gentes trabajadoras que se desplazaban a la capital a sus  quehaceres. De repente, explosiones en trenes,  fuego,  pánico y dolor. Cerca de doscientas personas muertas y más de mil ochocientas heridas. en la estación de Atocha. La sociedad  española está tristemente mentalizada sobre el terrorismo, que fanáticos asesinos han machacado a la población años y años,  con un  goteo incesante de atentados y muertos  Mentes enfermas  y crueles que buscan marcar el rumbo de la humanidad  a su manera, con obsesiones asesinas. Ya en septiembre  del  año 2001  los Estados Unidos  sufrieron en Nueva York  el atentado más inimaginable en el país más poderoso del mundo, en el centro de la ciudad,  en pleno día, con matemática precisión y un saldo de personas que perdieron la vida cercano a 3000. Locura que sufrió Alemania y todo el mundo a cuenta de ella, hace tres cuartos de siglo, con la dimensión y trascendencia que todos conocemos.  En pleno siglo XXI, en la cumbre del progreso, el terrorismo mundial sigue activo.¿Qué virus de perturbaciones mentales, de carencia de valores  se ha incubado en la mente de demasiadas personas?.¿Será cosa de sufrirlo por tiempo indefinido  sin que se encuentre el remedio para erradicarlo?.

(Este tipo de letra diferente se debe a que apareció así cuando lo estaba escribiendo y no supe volver al tipo de letra de siempre. Pasado un tiempo volvió a cambiar él solo, pero no supe que aquí no había cambiado. Lo siento)

jueves, 28 de agosto de 2014

CRISIS EN LOS HOTELES

Los medios nos sorprenden cada día con noticias inesperadas para mojar en el café, y la mayoría no son precisamente para insuflar emociones positivas en nuestras mentes.y atacar con ímpetu la lucha diaria . Hoy lo hace el Diario con  un escrito que me deja sorprendido por lo inesperado, al menos para mí. Se refiere a la crisis que vienen arrastrando los hoteles hasta el punto de que  más de una docena en nuestra capital y provincia no pueden aguantar más y los ofrecen en liquidación para librarse de la losa de pérdidas que vienen arrastrando día a día desde que nos azota la epidemia de la crisis.Y eso a pesar de las noticias esperanzadoras de que el turismo exterior está en  nuestro país ahora en su nivel más alto. Hablamos de edificios construidos para hotel, con unos costes desorbitados. ¿Y quién los compra? ¿Quién hace una inversión con su dinero  o metiéndose hasta el cuello con créditos en los bancos, suponiendo que accedan a ayudarles?.Un local tiene aprovechamiento para destinarse  a diverso  tipo de comercio, si está bien situado, pero ¿para qué otro negocio se puede reciclar un hotel? ¿Para viviendas?  Se vienen soportando muchos quebraderos de cabeza en negocios que no nos imaginamos. detrás de los cuales hay personas que sufren. En nuestra ciudad se está reciclando lo que fue una azucarera  en  hotel monumental para congresos. Ante esta realidad de la que nos esteramos ahora, es de imaginar que se estén palpando la ropa quienes han concebido semejante idea y están metidos de cabeza en culminarla.Ya vamos bien servidos de obras monumentales, como aeropuertos y otros que han proliferado en tiempos de euforia y que se encuentran varados, como barcos inservibles, en la nada. Se impone un rigor y una responsabilidad personal para aprobar proyectos monumentales cuando es con dinero que no es que no sea de nadie, como dijo alguna política, sino que es de todos.