sábado, 6 de febrero de 2016

HACIA EL FINAL

En la mañana soleada de febrero,  desde las almenas del castillo de su mente ve, sueña, cómo vienen  hacia él,  desde lejos,  gigantescas, mortíferas  hormigas.  (Al haber transcurrido muchos años,  está claro que se acerca el final del recorrido). En silencio pero inexorables,  van fallando sus fuerzas, y  avisan del final del imparable deterioro. Esas hormigas de muerte, incansables,  que vienen  como una marabunta, seguirán ascendiendo con furia por la ruta marcada. Llegarán, superarán el foso,  treparán  los muros y, camuflada su negrura en  la negrura de  la noche, coronarán la altura hasta  buscar la lucha cuerpo a cuerpo, cuando  su cuerpo ya   no podrá hacerlas frente, gastadas  sus fuerzas en la larga peregrinación de la vida. Sabe que perderá sin remedio esa batalla, la última, la da por perdida. Porque no piensa intentar huir por el pasadizo cobarde de la fuga, de nada serviría. Y es allí, enrocado, donde piensa esperar -confía que sereno-, su último aleteo. Para llegar lo mejor posible considera que es conveniente hacerlo  aligerado de equipaje, reduciendo el lastre en la última andadura.  En el nuevo destino del viaje, sea el que se supone que es,  o el que imagine cada uno, sobrará todo. No serán necesarias maletas, macutos o mochilas,  Tampoco libros de inventarios de lo que se hizo o se dejó de hacer. A la hora de la partida hacia el misterio, de lo que más costará despegarse, como es natural,  será de aquello a lo que se esté más pegado. El otro equipaje, el que verdaderamente cuenta, no ocupa lugar nì pesa.  Pero, en definitiva, como la Parca es seguro que  ha de venir pero nunca anuncia el día ni la hora de su llegada, que es amiga de sorpresas, lo propio es no pensar, pasar de ella, y que venga cuando quiera. Cuando llame a su puerta quiere  esperarla recostado en el sofá, mirando la tele de reojo. Y que perdone que no se levante...


jueves, 4 de febrero de 2016

PALILLOS DE DIENTES

Viajé con frecuencia a la hermosa villa guipuzcoana de Oñate, desde la cual, con olor a chocolate, (perdón por el pareado pero había allí una fábrica de ese producto), serpentea la carretera que sube hasta el Santuario de Aránzazu, colgado de un abismo, como por milagro, como procede, y con unas vistas impresionantes. Poco antes de llegar a Oñate y cerca de la carretera se veía un edificio pequeño en que se leía "Fábrica de Palillos". Lo de pequeño lo veo bien,  armoniza con el producto, que sería un contrasentido fabricarlos en grandes naves como las de fabricar aviones, o trenes, como las de Beasain.  Me quedé con la gana de haber visto cómo se fabrican los palillos y cuántos árboles se zampa la fábrica al mes o al año para hacerlos. Hay un programa en la tele que se titula "Cómo se hace" que me gusta, aunque la mala memoria que me adorna no me permite recordar ni uno solo de los productos que vi fabricar en él. No sé por qué, pero me resulta chocante una tarjeta que diga fulano de tal, fabricante de palillos. Palillos con los que manos habilidosas y paciencia construyen admirables reproducciones de monumentos.  Palillos para horteras que los mantienen en la boca jugueteando con ellos con la lengua, desplazándolos de un lado para otro como la batuta de un aprendiz de director de orquesta. Palillos que se supone que ya han realizado su misión de horadar entre los dientes y las muelas de la comida del mediodía  para recuperar residuos de carne alojados allí, porque no cabe el uso de palillos si se ha comido sopa, legumbres o verduras.  Y que quizás  se alargue su permanencia en la boca para poder usar el mismo  en la cena, que estamos en crisis profunda y estoy seguro de que aplaude el gesto el ministro de hacienda, que ahorrar en palillos también  ayudará a que se puedan cuadrar los presupuestos...

miércoles, 3 de febrero de 2016

LA CANCIÓN DE EUROVISIÓN

Hace bastantes años, España obtuvo muy buenas clasificaciones, quedando la primera  más de una vez y en otras  con excelentes resultados.  Pero, de un tiempo para acá, pues como que no, que lo tiene crudo, hay que buscar la nota que ha logrado en los puestos más bajos. Este año se ha tratado de enderezar la cosa con un par de medidas nuevas, que yo sepa. Por una parte se clasificó a séis cantantes para elegir entre ellos al más votado. La otra medida ha sido la de prescindir de la letra en español, suplida por el inglés. No me sentaría mal que la canción quedara la primera, aunque no se podría asegurar que fuera debido a cambiar de lengua y no a otros aspectos que también cuentan. "Say Yay!" se titula, que no sé lo que quiere decir ni falta que me hace. La cantante responde al nombre de Barei, que no suena precisamente a castellano. Por supuesto,  deseo que gane, que no deja de ser la canción que nos represente y no será broma lo que pagaremos los españoles por ello. Pero si queda mal clasificada, quedará el escarmiento positivo de que, para ganar, no es preciso hacerlo en otra lengua. No deja de ser otro indicio más de lo arrinconada  que viene estando  nuestra lengua, a pesar de ser la segunda más hablada del mundo, la que comparten con nosotros muchos  millones de hispanoamericanos y americanos, la que cuenta  con más alumnos que nunca que la estudian en numerosos países. En foros internacionales,  no será difícil hacerse entender en castellano, pero van de culo los que pretendan lograrlo en catalán, vasco, gallego...  Con esta y otras medidas cargadas de sabiduría,  así nos luce el pelo. O tempora, o mores...

CUMPLEAÑOS

DIARIO DE LEON se hace hoy eco de si mismo al comunicar a sus lectores que cumple los 110 años, irrumpiendo en la vida leonesa el 3 de febrero de 1.906,  Coincide con el ensanche de la ciudad, aprobado dos años antes, cuando rebasa la muralla y nace la ciudad nueva. En los primeros pasos el periódico contaba solo con  4 páginas y una tirada de 1.700 ejemplares. Más de cien años informando día a día a los leoneses de las vicisitudes de la vida diaria de esta ciudad tranquila,  siempre alentado por su amor a León.  Creo que es de justicia que haga referencia al interés con que acogió un trabajo que les mostré yo mismo sobre Julio del Campo -prácticamente desconocido, olvidado - y la escuela que construyó y donó a la ciudad once años después de nacer este periódico, con su bella fachada en un estado lamentable que fue, al fin,  subsanado el año pasado. Dedicó dos páginas al tema -por medio de su redactor Carlos Fra-, en su "Revista" dominical. el 12 de diciembre del 2010. Gracias, DIARIO DE LEÓN. Te deseo al menos otros cien años más de tu fecunda singladura luchando sin descanso por esta bella ciudad, cuna de reyes que fueron los primeros del mundo  en aplicar el sistema de gobierno con modos democráticos, "cuna del parlamentarismo democrático", como ha sido oficialmente reconocido.

martes, 2 de febrero de 2016

PUES ESO XXI GREGUERÍAS

Era una persona aburrida que no conseguía distraerse con nada, y tras mucho cavilar pensó que sería un acierto  hacerse con una rata para pasar el rato.........La palabra aburrido lleva de la mano a la palabra aburrado..........A muchos que precisan ayuda les dicen los bancos   que esperen sentados..........   Estudiando comportamientos raros de algunas  personas se llegó a la conclusión de que eran directores de coro que hacían excentricidades para dar la nota..........Componentes de los coros también lo hacen para dar el cante............Fue nombrarle para interpretar una película de vaqueros y partió corriendo, porque  era  actor de reparto.........La leche debería tomarse preferentemente en el lecho.......El caballo de carreras pedía ver el vídeo del final de la carrera, para comprobar por sí mismo qué caballo había llegado el primero........ Él,  que ganaba muchas veces, exigía a su dueño que al menos le compensara con un nombre brillante y con los mejores piensos........... Aquel tan famoso lamentaba tener cascos y no manos, para poder firmar autógrafos.........Porque todos los honores se van para  los jockeys, tan pequeños y tan flacos.........

domingo, 31 de enero de 2016

MOSQUITAS MUERTAS

Allá de joven, ya conocí alguna y parece ser  que las mosquitas muertas siguen vivas. Son aquellas, preferentemente jovencitas,  que sonríen con dulzura, colgando sus ojos azules de los tuyos, mostrando las almenas de sus  dientes que merecen anunciar dentífricos famosos en las teles. Luego bajarán la mirada al suelo, con pudor, como buscando en silencio un pendiente que han perdido,  como Lola Flores aquella vez en el escenario. Están camufladas bajo la apariencia de tímidas, recatadas, hablan poco y con tono dulce y suave sin una palabra más alta que otra, todas iguales, como la hilera de sus dientes. Parecen pasar desapercibidas, como que son inofensivas, juegan a eso pero no es así, saben que esa treta es eficaz, tiene su encanto y con el tiempo da resultado.  Calculan en silencio sus objetivos y con esa actitud de vaselina se deslizan muy bien y los consiguen. Sé del caso de llevarse al huerto a un sesudo profesor al que trae de la mano como a un perrito lanudo faldero. Incluso, llegado el caso, desenfundan sus guantes de seda y  sus uñas pintaditas y breves se convierten en poderosas garras desgarradoras. Creo que es justo manifestar que esto mismo también se da  en el sexo opuesto.
Escribiendo sobre ellas, me han llevado la mente al Zika. En este caso no es una mosquita muerta, sino  mosquitos vivos   de apariencia frágíl como aquellas,  que los ves en tu brazo y quedan estampados en él de un manotazo.  Son el terror de América, no se han cortado  de penetrar ya en los propios EEUU. Se propagan con la velocidad del rayo, "de una manera explosiva", como ha dicho la OMS. (Organización Mundial de la Salud para los que lo ignoren). a la que traen de cabeza.. 
Me quedo con ganas de escribir más sobre ellos, quizás otro día.

SI VOLVIERA A NACER, II

(Vuelvo a este tema, que alguien me ha hecho llegar el recado de que en el escrito anterior no quedó claro qué haría en mi segunda vida, que si  estoy influenciado por la proximidad geográfica con los gallegos de los que se dice que no sabes si suben o bajan cuando los encuentras en la escalera). Albert Camus fué Premio Nobel de Literatura. Cabe suponer que era alguien espabilado, con mucho ingenio, que ese premio no está al alcance de cualquiera. Pues bien,  Camus dejó escrito que, en el caso de esta segunda oportunidad de vida sería futbolista. "Porque después de muchos años en  que el mundo me ha permitido variadas experiencias, lo que más sé, a la larga, a cerca de moral y de las obligaciones de los hombres se lo debo al fútbol"  Y eso lo escribió con mucha edad y con  conocimiento de causa,  que fue portero profesional  en sus tiempos mozos. Listo y adivino, que no cabía  imaginar ni de lejos hasta dónde llegó la cosa. Casillas, que ha sido considerado hasta hace poco el mejor portero del mundo, va  y tiene un hijo, la cosa más natural y al alcance de casi todos,  y corren ríos de tinta para contarlo y un derroche de minutos en las teles. También se vería sorprendido con las tarifas estratosféricas  que se pagan por un par de piernas bien dotadas  para colar la bola en la red, como si fuera un pez. (Y eso que a Camus le importaría un bledo lo de las millonadas  de euros a cobrar, que era comunista y  a estos la pasta como que les produce asco). Dinero a espuertas que da lugar a que futboleros tan bien pagados como Messi se lo gasten también  en trajes originales que hacen daño a la vista  y que hacen pensar que el muchacho se sumergió en un tonel de vino tinto para celebrar que le dieran otra bota de oro para el otro pié, con  la que ya soñaba. En  la ceremonia en que la bota   fue para Cristiano, se deshizo en  llanto, a dúo con  su madre. Le dan la bota y también llora. ¿Lo que procede  no será ponerse a bailar la samba? ¡Qué cosas pasan en estos tiempos!... Yo, si volviera a nacer, seguiría haciendo el tonto,  lo llevo muy ensayado de la primera vida.
31/1/2014