lunes, 15 de septiembre de 2014

HOMENAJE

Ayer  recibió un cálido homenaje MARCELINA  en el salón de actos del ayuntamiento nuevo, en su 93 cumpleaños. Es una persona muy conocida  en León, que no precisa que se citen sus apellidos  para identificarla. Arropada por la Concejala del Mayor,  por su familia y mucho público,   muestra evidente de su enorme popularidad.   Nieves y Mónica,  con breves y cálidas palabras iniciaron el acto. Víctor, poeta y  profesor del  taller de Escritura Creativa y amigo, se dirigió a ella, visiblemente emocionado. Se exhibió en la  pantalla  una numerosa colección de fotos acompañadas de canciones de época que lograron trasladar a los asistentes a tiempos pasados, inolvidables. Actuó también el coro de San Andrés del Rabanedo, de gente mayor, bien conjuntada y afinada.  .Mujer generosa y querida,  recibió y escuchó muchas flores y un pergamino para perpetuar el recuerdo del homenaje. La faltaban manos para tantas cosas. Agradeció  el acto -tarta incluida y la canción de rigor- con las breves palabras que la emoción la permitió pronunciar. Serpentinas de colores, enredadas  a sus pies, ofrecieron frágil resistencia para que no abandonara  el escenario.Su afabilidad y entusiasmo por la vida deja un hueco difícil de llenar en las numerosas actividades en que participaba. En la Asociación  de Alzheimer, Sierra Pambley,  talleres de Escritura Creativa. y más  se añora su presencia.  El taller de Escritura Creativa nunca será lo mismo sin  ella, y  con un sordo solo se verá  incompleto.
(Este escrito fue publicado en abril del 2012. A fecha de hoy, Marcelina sigue en pié resistiendo el peso de sus años. Ella mi contó lo que narraré  mañana:  "El Alemán")

domingo, 14 de septiembre de 2014

COSMICO

 Astrólogos internacionales han manifestado que hay decenas de miles de millones de planetas habitables.   A preparar el viaje, y en marcha , que la cosa promete, con casi tres planetas por  habitante de la tierra, suponiendo que nos apuntemos todos al reparto.  De esa manera:
-Los misántropos se encontrarán en la gloria.
 -Puedes pasar cuatro meses al año en cada uno de tus tres planetas.
-Quienes chulean porque tienen un terrenito darán brincos de gozo.
-Se acabaron las visitas de la suegra cada dos por tres.
-Te librarás del hombre de frac para siempre.
-Tele o música a todo volumen, barra libre.
-Podrás prescindir del desodorante sin problema.
-Practicarás el nudismo dónde y cuándo quieras.
-Será solo asunto tuyo si no te lavas ni te cortas el pelo jamás.
-Gritarás si te apetece a pleno pulmón. Solo te contestará el eco.
-Sin hacienda, ni publicidad ni políticos. No se puede pedir más.

(Mi ordenata  recuperó esta tarde  su estado habitual.  Ignoro si es cosa de brujería, pero gracias a quien me lo haya logrado).






sábado, 13 de septiembre de 2014

PUERTA OBISPO

Fue  otro de los cuatro accesos al campamento romano de la Legio VII. Allí estaban ubicadas las termas que pueden visitarse últimamente,   entre la parte sureste  de la Catedral  y el palacio episcopal.  Era el paso elevado entre el obispado y la Catedral, accediendo a ésta el obispo por el arco abocinado que se se ve por el exterior,  hasta la sacristía.  Fue derribado a comienzos del  s. XX.  Parece ser que la decisión de destruirlo produjo polémica en su tiempo. Hay fotografías que muestran cómo era y en ellas presenta un aspecto ruinoso. Malas lenguas -supongo- atribuyen la causa del derribo a que Merino, el farmacéutico,  poseía un coche (el primero que hubo en León),   que tenía dificultad para  pasar por el arco que permitía el acceso  al barrio  de San Lorenzo, donde tenía su fábrica de productos químicos con varias chimeneas  esbeltas   como pendones. Se conserva también alguna fotografía que lo atestigua.  En la fachada del colegio que donó Julio del Campo para la enseñanza pública aparece Dámaso Merino   bajo el título de "Nombres de Filántropos y Sabios Leoneses" ( en el 4º estandarte a la derecha), .con este texto: "Don Dámaso Merino surtió de medicinas gratis  a pobres y a los bomberos" . Es un testimonio lapidario de que no ser mala persona.  Quien ordenó la demolición fué decisión de  su hijo Fernando que fué Ministro de Gobernación y yerno de Mateo Sagasta, (casado con la Condesa de Sagasta, la que dió nombre al espléndido paseo). Fue también  presidente del Consejo de Ministros  durante varios años.  Respecto a si fue acertada la decisión   de derribar este edificio o no, "doctores tiene la iglesia"... Desde luego,  tenía solera porque había sido construido al mismo tiempo que se inició la obra de la Catedral,  a mediados del siglo XIII.

viernes, 12 de septiembre de 2014

CARCEL - ARCHIVO

El castillo y la cárcel pudieron tener un origen común. El  castillo o "Torre del Conde" se cree que estaba ocupado por el responsable de la defensa de la ciudad, Esta fue cárcel de nobles y posteriormente de partido, de presos comunes. Sus ventanas siguen enrejadas, recordando su pasado. Ya no evitan salidas de fugas de presos  sino entradas para robar  documentos de valor incalculable. Fué transformada acertadamente en Archivo Histórico Provincial. De recinto de sufrimientos a testimonio de más de mil años de vida de las gentes de estas tierras. En aquella lamentos y dolor mudos incrustado para siempre en sus paredes y en éste infinita información de los quehaceres humanos que están  vivos en millones de documentos. El pergamino más viejo que atesora, es del siglo X :  "De la Fé Pública". Desde el siglo XVI hasta el año 1900 hay cerca de doce mil Protocolos Notariales. Hacienda, siempre al acecho, está presente con casi sesenta mil asuntos, la mayoría de los siglos dieciocho y diecinueve. Cerca de dos mil testimonios de administración local de los siglos XVI en adelante. El resto, hasta hoy,  contiene infinita información de los temas más variados. Este edificio y el que fué iglesia guardan miles de metros lineales de estanterías atiborradas de documentos, impresiona verlas. Hay un servicio de consulta de esa información a disposición del público, con todas las facilidades. Tuve ocasión de comprobarlo y hacer uso de ello en otras circunstancias. Gracias, Ilda,   por la generosidad del tiempo que me has dedicado para enseñarme e informarme de todo esto

jueves, 11 de septiembre de 2014

EL GOGGO

Estoy seguro de que hay muy poca gente que esté enterada de a qué corresponde  la palabra Goggo. Si escribo la palabra completa, Goggomóvil,  creo  que sigue siendo un enigma.  Era una marca de coche que rodó por nuestras lamentables carreteras en los años 60.  Yo viajaba habitualmente al sur en aquellos tiempos. Permanecía fuera de casa de lunes de una semana a viernes de la siguiente. Madrugaba, y tenía que recorrer a pié sobre tres kilómetros para recoger el coche que me llevaba hasta aquellas tierras.  Y otro tanto cuando regresaba, ya tarde, desde la empresa hasta mi casa. Total, que no  recuerdo de qué modo tuve ocasión de comprar ese coche diminuto, de segunda mano, que me evitaba esa caminata al iniciar y concluir los viajes. Hace unos días, estando en el Musac, se me acercó  un señor para mi desconocido, que me llamó por mi nombre. No le reconocí, y mi sorpresa fue aún mayor cuando me recordó que me conocía de aquellos tiempos  y recordaba mi ocupación de promotor de ventas. Le mostré mi sorpresa por haberme conocido después de tanto tiempo.Y aún  más cuando se refirió a que yo tenía por aquel entonces un coche minúsculo para mis idas y venidas a la empresa.. Aquí ya fu mayúscula mi sorpresa cuando lo citó por su nombre, Goggomóvil.. Porque debo manifestar que jamás me encontré   en carretera con uno solo de la misma especie.  Como siempre  he sido mal fisonomista,  le comenté que me sorprendía que tuviera tan excelente memoria, habiendo transcurrido medio siglo. Pero me dejó aún más perplejo cuando me comentó que él me había comprado el Goggo cuando me deshice de él. Le pregunté que cómo se había portado,  y me dijo,  pues debía sentir mucho cariño hacia ti, porque se negó a funcionar al poco tiempo, como si se muriera de pena.al haber cambiado de amo...

LAS MOSCAS

Adornó este rincón histórico del  Arco de la Cárcel   el artista Eduardo Arroyo, vinculado a León, aprovechando una especie de garito que hay al lado del  arco de lo que fue la propia cárcel vieja.. En esa especie de vitrina colocó una tela de araña vertical, adosada al muro,  con quince moscas y muchas más en el techo transparente.  hay  tam bién dieciséis morrillos que son caras y que lo contemplan desde  la pared de enfrente, en el interior. Los leoneses, concisos, lo hemos definido como "Las Moscas". A ver, Arroyo, esto de las moscas encarceladas, ¿se trata de una simbología  referida al recuerdo de  lo que fue la cárcel?  Hay un Eolo sobre el arco pequeño que sopla vientos del norte sin descanso, con explosión de globos blanquecinos como los que logra la chavalería con el  chicle.     Una grúa, en la acera, mantiene suspendido un bulto oscuro y pesado que parece querer ser un rinoceronte, con  un cuerno pintado del color de los gorgoritos de Eolo. En su situación,  que parece indecisa, no se sabe si es que no se han atrevido a descolgarlo y espera al camión que se lo lleve. Completa el decorado una mosca gigante en la pared del edificio que fue iglesia, con intención de llegar al tejado, -ella sabrá para qué.- aunque nunca llega. Quizás  huye, aburrida, de las propias moscas enjauladas, sus hermanas.  Está en permanente quietud, nunca ha levantado el vuelo ni ha dado un solo paso hacia el tejado, desde que la colocaron  allí. ¿Para qué querrá las alas?. No juzgo la calidad de la obra, pero debió salir por un ojo. Con esta ornamentación a base de moscas hay numerosos leoneses mosqueados porque no es de su agrado..

miércoles, 10 de septiembre de 2014

PUERTA CASTILLO

 Ese arco de piedra clara  contrasta con la sobria oscuridad de la muralla y con su tiempo  porque   se construyó  en 1.775.  Es la única puerta de entrada al recinto  amurallado que pervive  de las cuatro que tuvo León en sus días. Hay una foto entrañable en sepia en la que un chaval cabalga un borriquillo, sintiéndose  caballero medieval, con los restos del castillo al fondo,   situados al lado del arco. Que yo sepa, no hay documentación obre el mismo.  Se cree que debió aprovecharse para torre vigía en su tiempo  Al lado del arco,  chorrea una fuente muy visitada, la de los cuatro caños.. Por ahí llegaba el suministro de agua para el campamento romano, como atestigua un  trozo de la  canalización  que puede verse en el parque Romántico. Y también la presa que movía el molino de "Isidrón", ya desaparecida.  Pasado el arco, a la izquierda,  se restauró la  casona de Victor de los Rios, en la que se ha instalado el   Aula Arqueológica del origen romano de la ciudad. La obra estuvo un tiempo interrumpida  por la crisis, pero ya está abierta  a los visitantes. Y, al otro lado, una   doble escalera accede al Archivo Histórico Provincial,  que   aprovechó muy bien  la mole de ladrillo de la  antigua cárcel, encaramada sobre la propia muralla. Sigue lo que fue iglesia en un tiempo, hoy también dependencia del archivo.   A continuación  el  instituto  Legio VII. y la breve calle Abadía que lleva  a Ramón y Cajal. Allí  surge de nuevo la muralla, como un muñón.  En el tramo anterior  -de  la calle La Era del moro-,  la muralla queda oculta con  edificaciones adheridas,  hasta  que aparece de nuevo para  abrazar  el complejo monacal de San Isidoro.  En el archivo, que me facilitó en su día interesante información sobre Julio del Campo,  me obsequiaron con  una larga visita personal  para conocerlo. Será tema para otro día.